¿Qué es un audífono y cómo funciona?

 

Es un aparato personalizado a la pérdida auditiva de cada paciente. Se adapta a la necesidad correctiva de cada uno.

Mejorará uno o varios rangos de audición concretos del usuario integrándose en el canal auditivo o detrás de la oreja.

Para muchas personas el hecho de llevar audífono es difícil de aceptar, y habitualmente posponen la decisión y buscan una solución cuando realmente aparecen dificultades en el día a día.

Sin embargo, el oído requiere de estimulación auditiva, si el estímulo auditivo desaparece, la pérdida de audición y la comprensión del habla se verán afectados y deteriorados.

Los audífonos mantienen activos estos estímulos, ayudando a oír los sonidos cotidianos, y mejorando así la calidad de vida.

¿Qué es un audífono y cómo funciona?

 

Es un aparato personalizado a la pérdida auditiva de cada paciente. Se adapta a la necesidad correctiva de cada uno.

Mejorará uno o varios rangos de audición concretos del usuario integrándose en el canal auditivo o detrás de la oreja.

Para muchas personas el hecho de llevar audífono es difícil de aceptar, y habitualmente posponen la decisión y buscan una solución cuando realmente aparecen dificultades en el día a día.

Sin embargo, el oído requiere de estimulación auditiva, si el estímulo auditivo desaparece, la pérdida de audición y la comprensión del habla se verán afectados y deteriorados.

Los audífonos mantienen activos estos estímulos, ayudando a oír los sonidos cotidianos, y mejorando así la calidad de vida.

¿Cuando debo usar un audífono?

 

En el momento en el que resulte difícil seguir una conversación y notemos que no oímos sonidos que anteriormente oíamos sin ningún impedimento, debemos acudir al Otorrinolaringólogo y/o al audioprotesista.

La pérdida de audición está provocada generalmente por el deterioro natural del oído. Pero además existen otros factores como la exposición prolongada a ruidos intensos o de impacto, traumatismos y medicación entre otros. Un audífono ayudará a equilibrar esa pérdida

Tipos de audífonos

 

Contamos con soluciones auditivas que van desde estilos casi invisibles que se ajustan discretamente en el interior el oído, hasta aquellos que se asientan cómodamente detrás de la oreja.

Nuestros audífonos digitales utilizan la última tecnología para ayudarte a entender los sonidos que te rodean.

Podemos proporcionarte el tipo correcto de audífono siempre cubriendo tus necesidades:

Tipos de audífonos

 

Contamos con soluciones auditivas que van desde estilos casi invisibles que se ajustan discretamente en el interior el oído, hasta aquellos que se asientan cómodamente detrás de la oreja.

Nuestros audífonos digitales utilizan la última tecnología para ayudarte a entender los sonidos que te rodean.

Podemos proporcionarte el tipo correcto de audífono siempre cubriendo tus necesidades:

Retroauricular (BTE)

En este tipo de audífonos todo el circuito electrónico está incluido dentro de una carcasa que se ajusta detrás del pabellón auditivo. Los sonidos llegan al oído a través de un tubo pequeño, el cual está conectado a una cápsula estándar o molde hecho a medida.

Este tipo de audífono son la mejor opción para personas que requieran la máxima potencia

Auricular intracanal (RIC)

Este tipo de audífono al igual que los anteriores se colocan detrás de pabellón auditivo. La diferencia con respecto al anteior es que en este el altavoz se aloja en una cápsula o molde a medida, el cual irá alojado en el interior del conducto auditivo.

Está separado del resto de coponentes electrónicos y la carcasa de conecta al altavoz mediante un cable.

Este tipo de audífonos es más pequeño y discreto que el BTE, pero no es lo suficientemente potente para personas con una pérdida auditiva profunda.

Intrauricular

Este tipo de audífono se coloca totalmente en el interior del conducto auditivo. Contamos varios tipos: desde el audífono concha, que es el más grande y potente hasta el CIC (completemnte en el canal ) que es más pequeño y menos potente o el IIC (invisible canal) que es prácticamente invisible.

Quiero una revisión GRATIS y sin compromiso